22.10.15

Raf Simons abandona Dior

.
El mundo de la moda se ha detenido por un momento: Raf Simons deja Christian Dior. Se ha anunciado hoy en un comunicado, justo un día antes de su cumpleaños. Asumió la dirección creativa en 2012, y tras tres años al frente de la línea femenina, abandona la maison. No había ningún rumor de ruptura a la vista dada la buena relación con el presidente del LVMH, Bernard Arnault, y la cálida recepción de sus múltiples colecciones. Pero ha sucedido. Al parecer, Sidney Toledano, director ejecutivo de la casa de moda de París, y Arnault ya conocían el propósito del belga, algo que se contrapone a la imagen proyectada al exterior. Su legado ha sido romántico, lleno de brocados y estampas florales, faldas de ensueño y ese toque moderno que ha revitalizado los cimientos de una marca hecha leyenda. A pesar de lo que muchos consideraban, el precursor de John Galliano ha conseguido hacerse un hueco dentro de esta gran familia y reconquistar al público fiel. 

Razones personales, esa parece ser la causa y consecuencia de esta impactante decisión, además de centrarse en su propia línea masculina con sede en Amberes –informaciones expuestas por Cathy Horyn en The Cut–. Los acuerdos establecidos con Dior, que estipulan que su trabajo no entre en competencia con otras marcas, seguramente le mantendrán alejado de cualquier otra dirección creativa ajena a la homónima. Este gran cambio supone activar los engranajes del gran juego de tronos que es la moda y, después de la marcha de Alexander Wang de Balenciaga, comienzan las apuestas al respecto. "Después de una reflexión larga y cuidadosa, he decidido dejar mi puesto como director creativo. Se trata de una decisión basada enteramente y por igual en mi deseo de centrarme en otros intereses de mi vida, incluyendo mi propia marca y otras pasiones que me inspiran fuera del trabajo" explicaba Simons en la nota oficial de prensa.

El diseñador se ha deshecho en buenas palabras, sin dejar de mencionar el privilegio que ha sido poder "escribir algunas páginas del magnífico libro" de Dior. Nacido en el seno de una familia de clase media, Simons se graduó en diseño industrial -algo que explica su exquisito control de los volúmenes y las proporciones- antes de probar suerte como modisto. Después de pasar una temporada junto a Walter Van Beirendock, en 1995 debuta en Milán con su propia firma.

Tras la penúltima despedida de Jil Sander de su propia marca, Raf Simons es elegido para hacerse cargo del control creativo de Sander. De la mano del belga, la firma vivió una nueva edad dorada hasta que en el 2012 la diseñadora y fundadora de la firma decide regresar y tomar las riendas de la dirección creativa. Raf Simons se despidió con un emotivo último desfile en París y poco después se anunció su fichaje por Dior en sustitución de John Galliano. 

Fuente | VOGUE

.
Creative Commons License
Este Blog está bajo una licencia de Creative Commons