5.11.15

Alerta mundial: Balmain x H&M desata la locura.

.
Nadie suponía un éxito tan rotundo como el que a día de hoy ha tenido la colección cápsula de Balmain x H&M. Las colas eran interminables en todas las boutiques seleccionadas a través de todo el mundo, las estampidas han sido constantes y la colección ha durado menos de una hora. Lo que se suponía que se iba a vender bien ha superado las expectativas y se ha convertido en la colaboración más rentable y exitosa de las once que H&M ha tenido a lo largo de los años. 

El plan del gigante low-cost es simple y ordenado: se reparten brazaletes de 20 en 20. Cada uno de ellos tiene un color que significa la franja horaria a la que podrás comprar. Una vez dentro de la zona tienes 10 minutos para quedarte con 5 prendas que tú quieras (sin ser repetidas) y si quieres entrar al probador solo puedes entrar con una de ellas. Pero a la hora de llevarlo a la práctica, este plan tan simple resulta ser una tarea imposible. Jamás nadie había visto una estampida tan devastadora desde El Rey León. La gente corría, se caía al suelo y estiraba prendas sin mirar la talla o qué era lo que tenía en las manos. ¿El objetivo? Hacerse con algo de la famosa #HMBalmaination. No importa el qué. 

Lo de hoy ha sido una jornada para no olvidar de la que la prensa de todo el mundo se ha hecho eco. Desde Florencia a Paris, pasando por Londres y terminando en Chile. Toda la población quería tener un pedazo de los diseños de Olivier Rousteing, ese joven alocado que un día soñó con convertirse en alguien. Sin lugar a dudas lo ha logrado, sus propuestas urbanas y muy logradas con modelos icónicos de sus colecciones pasadas han dado que hablar, y han dejado al gigante low-cost en una posición que nadie puede llegar. Y es que lo que H&M crea cada año con sus colecciones digno de análisis psicológico. 

.
Creative Commons License
Este Blog está bajo una licencia de Creative Commons