10.5.17

LOS MILLENNIALS AMAN EL ROSA

.
El rosa invade vitrinas, street style, productos de diseño y hasta restaurantes. Tan famoso se volvió este color que incluso tiene un nombre distinto a todos los demás: “rosa millennial”. ¿Cómo fue que un tono que hasta hace poco era considerado demodé hoy fanatiza a los fashionistas? Esta tendencia puede remontarse al 2014, cuando Wes Anderson estrenó Grand Hotel Budapest. Las paletas de colores del director estadounidense son famosas y generan fascinación en aquellos que tienen el ojo afilado. El rosa pálido era el protagonista y compartía cartel con celestes y colores tierra. 

La historia no termina allí. En 2015, Drake lanza el hit Hotline Bling con una gráfica sencilla y noventosa que tenía al rosa como eje. Además, en el video se lo puede ver bailando con una escenografía que cambia de color. Y sí, el rosa vuelve a aparecer. Muchas veces. 

En 2016, Pantone anunció que el color que marcaría el pulso era el “rosa cuarzo” y unos meses más tarde aquí estamos, hablando de él. Este tono fue el rey en pasarelas internacionales, Gucci fue una de las primeras firmas en incluirlo y Rihanna hizo una colección completa junto a Puma.
Lo que llama la atención es la palabra millennial utilizada como adjetivo calificativo. ¿Acaso es ésta generación la que abraza al rosa como su tono identificatorio? Hay distintas teorías. La revista New York postula que lo que cambió es el significado cultural que se asociaba al color: la feminidad. “Los millennials están rompiendo las barreras de género. Reclaman el color rosa y se oponen a relacionarlo sólo con lo femenino”. La periodista Lauren Schwartzberg de The Cut escribe: “Ahora todo es andrógino, y el rosa es el color neutral de esta generación”. Así que, millennials del mundo, ya saben: el rosa es suyo 💕
.
Creative Commons License
Este Blog está bajo una licencia de Creative Commons